Saltar al contenido

¿Cómo sacar el RFC con Homoclave?

El RFC con Homoclave, también conocido cómo el Registro Federal de Contribuyentes, es un documento que todo mexicano está obligado a tramitar si se desea incorporar al mercado laboral y que se ha convertido a día de hoy en uno de los documentos más extendidos en todo el territorio mexicano.

Para sacar el RFC con Homoclave existen actualmente distintas alternativas por todo Internet. Hoy queremos enseñarte la mejor forma de hacerlo. ¡Al lío!

Como sacar el RFC con Homoclave de la mejor forma posible

Actualmente existen dos formas posibles de sacar el RFC con Homoclave.

La primera de ellas es poniéndose en contacto con alguno de los asesores del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para cerrar una cita en la oficina más cercana.

Sin embargo, nosotros conocemos una forma mucho más cómoda y sencilla. ¡Sigue leyendo!

La forma ‘oficial’ de hacer este proceso no nos parece lo suficientemente óptima, por lo que nosotros tiramos más por la forma cómoda de llevarlo a cabo, es decir, con el pre-registro a través de la página oficial de este organismo público.

A continuación queremos detallarte TODOS los pasos para que puedes realizar el proceso de la forma más sencilla posible:

En primer lugar abre tu navegador de Internet favorito y entra en esta URL. Cuando hayas entrado trata de encontrar el apartado «Trámites», el cuál se encuentra en la barra horizontal de herramientas de color verde al principio de la página principal.

A continuación se te abrirá una nueva ventana secundaria en la que tendrás que hacer clic en ‘RFC’. Al hacer esto podrás ver un menú desplegable con distintos subtemas. Haz clic en ‘Personas Físicas’.

Por si no sabes que es todo esto, te lo resumo. Por un lado, la persona física se trata de un simple concepto que se les aplica a todas aquellas personas que reciben una cierta cantidad de dinero por el trabajo que realizan. Por otro lado, las personas morales son simplemente empresas, es decir, entidades dedicadas a ofrecer productos o servicios a la ciudadanía.

Para terminar con todo esto, me parece indispensable que tengas ciertas cosas en cuenta:

Al principio del procedimiento que mencionábamos anteriormente se te mostrará una pantalla donde te aparecerán las instrucciones que debes seguir. Te recomendamos que las leas con tranquilidad.

Cuando termines de rellenar todo el cuestionario, no olvides hacer clic en el botón de ‘Enviar’. Cuando lo hagas, las autoridades del SAT podrán leer tu solicitud y comenzar a gestionar tu nueva clave personalizada.

Desde aquí te recomendamos que esperes un mínimo de 10 días naturales para que te hagan la entrega de tu CIF, así que ten paciencia y no te pongas nervioso.

Cómo podemos imprimir nuestro RFC con Homoclave

A continuación queremos enseñarte cómo puedes imprimir tu Cédula de Identificación Fiscal para que puedas tener la oportunidad de conservar una copia de tu RFC completamente igual a la que te dieron cuando la recogiste por primera vez en las oficinas del Servicio de Administración Tributaria.

Primero de todo abre tu navegador de Internet favorito y entra en esta URL. Cuando hayas entrado trata de encontrar el apartado a ‘Mi Portal’, el cuál se encuentra en la barra horizontal cerca de ‘Inscripción’, ‘Actualización’, ‘Padrones’, ‘Búsqueda de trámites’, ‘Servicios y Otros’.

A continuación haz clic en la pestaña de ‘Servicios’ para después entrar en el apartado de ‘Cédula de Identificación Fiscal’.

Ahora tendrás que poner tu RFC con Homoclave y la contraseña que te haya asignado el SAT después de haber realizado el procedimiento explicado anteriormente. Posteriormente podrás ver una nueva pantalla dónde únicamente se mostrará el botón de ‘Generar CIF’. Haz clic en dicho botón y espera a que puedas ver en tu pantalla tu propia Cédula de Identificación Fiscal. El procedimiento que suele tardar la generación de estos documentos suele ser de un pocos segundos, así que no te preocupes por esto.

Si todo ha ido bien, tu navegador debería haber podido descargar tu CIF sin ningún problema. Ahora ya podrás imprimir el documento con tu impresora y sacar músculo de contar con una copia original de tu Cédula de Identificación Fiscal.